Blefaritis: tratamiento

La blefaritis es a menudo una enfermedad crónica. Aun así, la condición puede ser controlada con los siguientes tratamientos. Su oftalmólogo le ayudará a identificar qué tratamientos son los más apropiados. La clave para tratar la mayoría de los tipos de blefaritis es mantener los párpados limpios y libres de costras.

El tratamiento de la blefaritis puede incluir:

  • Limpieza de la zona afectada con regularidad. La limpieza de sus párpados con una toallita tibia puede ayudar a controlar los signos y síntomas. Medidas de cuidados personales pueden ser el único tratamiento necesario para la mayoría de los casos de blefaritis.
  • Antibióticos. Las gotas para los ojos que contienen antibióticos aplicados a los párpados pueden ayudar al control de la blefaritis causada por una infección bacteriana. En ciertos casos, los antibióticos se administran en forma de crema, pomada o de pastillas.
  • Gotas o ungüentos con esteroides. Las gotas o ungüentos que contienen esteroides pueden ayudar a controlar la inflamación en los ojos y los párpados.
  • Lágrimas artificiales. Las gotas lubricantes o lágrimas artificiales, que están disponibles sin receta médica, pueden ayudar a aliviar la sequedad en los ojos.
  • Tratamiento de afecciones subyacentes. La blefaritis causada por la dermatitis seborreica, rosácea u otras enfermedades se pueden controlar mediante el tratamiento de la enfermedad subyacente.

La blefaritis rara vez desaparece por completo. Incluso con el éxito del tratamiento, las recaídas son comunes.